Plan de Pastoral

Plan de Pastoral

Introducción general

Nuestro Plan Pastoral tiene como objetivo la formación de personas libres, responsables, creativas y solidarias; que, educadas en nuestro ideario y siempre teniendo en cuenta “la Pedagogía del Amor” desarrollada por Santa María Micaela, sean capaces de proyectar al mundo una dimensión basada en el Evangelio. Una respuesta de fe y compromiso adecuado a nuestra sociedad actual.  

Basamos nuestro Plan de Pastoral en continuar ofreciendo a nuestros alumnos una experiencia positiva y liberadora del seguimiento de Jesús, un compromiso micaeliano de amor a la Eucaristía y amor al ser humano sea cual sea su condición social, política, religiosa,…

La vivencia eucarística, nos lleva a potenciar una labor formativa, que ofrece a toda la comunidad educativa la identificación y el sentido de pertenencia a un centro animado por la espiritualidad micaeliana.

Nos proponemos una pastoral basada en la realidad de nuestros alumnos proporcionándoles conocimientos y experiencias que alimentan su búsqueda de lo transcendental a partir del Evangelio, de la forma de vivir y sentir de Santa María Micaela y de la experiencia y el testimonio de los propios agentes de evangelización.

Para llevar a cabo nuestro Plan de Pastoral nos basamos en:

  • Respeto a todas y cada una de las personas con las que convivimos, de modo preferente al alumnado, facilitando que descubran la presencia de Dios en su historia personal.
  • Acompañamiento personal a los/as alumnos/as mediante la aceptación de la persona y sus circunstancias de la misma manera que nos enseña Santa María Micaela. Damos especial importancia a conocer la situación real que está viviendo cada alumno, sus necesidades, para facilitar su crecimiento, maduración personal y creyendo en su posibilidad de cambio.
  • Profundizar, en colaboración con las familias, en la tarea evangelizadora al entender que es ella el lugar natural y el ámbito privilegiado de la educación de la persona.
  • Cuidar la formación del profesorado para que proyecten sus conocimientos, valores y experiencias de manera clara, explicita, creativa y cercana, que ayuden a clarificar qué es ser creyente y cómo debe proyectarse a toda la sociedad. El testimonio personal de la propia vivencia de fe se convierte en la mejor metodología para la evangelización.

Objetivos generales del centro

  • Llegar a través de la oración personal y comunitaria a profundizar en la fe y ser capaces de transmitirla a los demás.
  • Valorar a través de las celebraciones comunitarias el encuentro con Dios y con los hermanos para sentirnos queridos por Dios y tomar conciencia de que el estilo de vida cristiano nos lleva al amor, la solidaridad, la acogida,..
  • Sentir el acompañamiento durante toda la permanencia en el colegio de padres, tutores, profesores,…
  • Inculcar a los alumnos el amor a Jesús y a María, a través de las distintas oraciones, celebraciones litúrgicas, cantos, lectura comentada del Evangelio,...
  • Descubrir los Sacramentos, en especial la Reconciliación y la Eucaristía, siguiendo la vida y obra de Santa María Micaela.

Medios para conseguirlos

  • Oración de la mañana
  • Lectura, reflexión y comentario del Evangelio.
  • Talleres de interiorización para alumnos y profesores.
  • Preparación y participación en las distintas celebraciones litúrgicas.
  • Preparación y participación de los alumnos en los sacramentos de la Reconciliación y Eucaristía, celebraciones eucarísticas y liturgias de la Palabra.
  • Participación en campañas solidarias: Domund, Operación Kilo, Santa Infancia, Hambre,...
  • Acompañamiento personal para hablar de la familia, los estudios, los amigos, las vivencias religiosas, etc.
  • Apadrinamiento entre los alumnos del propio centro.
  • Hacerles partícipes en acontecimientos lúdico-festivos y en las celebraciones o actos del colegio.
  • Diversas actividades relativas a la Virgen: poesías, peticiones, cantos, actividades artísticas, consagración comunitaria a María, mes de mayo, oración de la mañana, ofrenda floral,...
  • Participación en la Semana Micaeliana.
  • Información a las familias sobre nuestro calendario pastoral, invitándolas a participar en: las celebraciones eucarísticas, campañas solidarias, “cuaderno viajero”, ambientación de tablones de anuncios según los tiempos litúrgicos,...

 Agentes de evangelización

 Todos los educadores de nuestro centro (profesores, padres, personal de administración y servicios, entrenadores, etc.) cuando realizamos nuestra labor educativa e intentamos que los alumnos crezcan como personas y vayan desarrollando su propio proceso de humanización, estamos haciendo una labor de evangelización.

 Los profesores, desde nuestra materia curricular, intentamos dar sentido a la vida de los alumnos y les ayudamos a interpretar la cultura en la que viven. Hacemos de nuestra comunidad el fermento que irradie la fe, el diálogo y el amor, para la construcción de una sociedad más justa.

 Nuestra fundadora, Santa María Micaela, desarrolló LA PEDAGOGÍA DEL AMOR aplicada a cada persona según sus necesidades y mediante una enseñanza individualizada. Nuestra labor debe ir impregnada de esta pedagogía micaeliana, para que toda la comunidad educativa encuentre en Cristo el significado de su acción.

Evaluación del Plan de Pastoral

 Por parte del Equipo de Pastoral: en cada reunión se realizará una evaluación continua. A lo largo del curso se realizarán 3 revisiones, una al final de cada trimestre. Al finalizar el curso escolar se elaborará la Memoria de Pastoral.

Las actividades específicas aparecen distribuidas en el Calendario Pastoral.  

Tanto el Plan de Pastoral como el Calendario Pastoral y las Líneas de Pastoral pueden consultarse en nuestra página web.